Alfredo Serrano

Desde muy joven, Alfredo Serrano estuvo vinculado a la industria textil, de la que ya no se apartó nunca.

En el departamento financiero de Dupont se vinculó con las tejedurías y estamperías, que despertaron su pasión creativa.

En poco tiempo pasó a manejar, como Gerente Comercial y luego Gerente General, un grupo textil conformado por tintorerías y tejedurías al sur del paralelo 42 y una tejeduría en San Pablo.

Una carrera exitosa en la creación de tejidos y estampados lo vincula comercialmente y luego afectivamente con la que fue su esposa, Elsa Serrano. Todos sus conocimientos y experiencias fueron puestos al servicio de la marca lanzada en conjunto.

De su mano, los éxitos alcanzados son de público conocimiento, y el diseño continúa siendo hoy su hobby y su pasión, junto con los viajes a Europa, donde se nutre permanentemente.

En la moda argentina ya se reconoce un estilo Serrano por la creatividad, calidad y rigurosidad del taller.